Ha existido desde hace cientos de años, pero…

¿Qué sabemos sobre la historia de la cachimba?

Se cree que el diseño original tal y como lo conocemos proviene de la India, pero fue en Turquía donde llegó la revolución cachimbera. 500 años han pasado, que se dice pronto, para reformar el diseño y añadir una manguera. Este diseño, 500 años después, es el que se sigue usando en la actualidad. Se sigue mejorando con diseños nuevos en las cazoletas, más conectores para mangueras, LEDs para hacer la fumada más psicodélica y divertida, y un sinfín de desarrollo que no para y sigue en expansión.

 

La cachimba o shisha, y el efecto de congregar masas.

Quién no ha ido nunca a una fiesta y ha visto como todo el mundo, o casi todo, está congregado (como si regalaran iPads) alrededor de una de estas bellezas? Pidiendo su turno y quejándose porque aún no ha fumado.

La cachimba, engancha. No sé si será el hecho de que a mi me encanta y fumo siempre o de verdad un efecto social. Pero es ver una maravilla de estas y enseguida tener ya la fiesta montada. Un poco de agua, un poco de calor, algo que echarle para fumar y listo.

Es tan popular su uso que de Oriente Medio ha pasado paulatinamente a ser usada en todo el mundo. Existen cada vez más locales donde puedes disfrutar de una copa en un ambiente relajado con tus amigos o tu pareja y al mismo tiempo degustar una magnífica cachimba, teniendo en cuenta que nunca será igual que como tu la haces en casa. Mejor que en casa en ningún sitio.

Pero estos lugares “lounge” se han ido extendiendo en estos años por nuestro país. Podemos encontrar hasta cócteles de frutas con cachimbas. En Medusa Shisha Shop somos expertos en este tipo de variantes, también llamado; Catering de Cachimbas.

Todo este fenómeno se debe al poco tiempo que tenemos en nuestro día a día para relajarnos y charlar con los demás. La cachimba por tanto nos sacia esa necesidad de parar, mirar un poco a nuestro alrededor y… Aspirar el humo embriagador que nos proporciona a cada calada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *