Hola cachimber@s!!

Después de un tiempo de inactividad, volvemos con nuestro blog y volvemos a dar consejos de esos que tanto nos gustan.

El tema de hoy:  Cómo limpiar la cachimba?

Empezamos por el material. Lo más normal es que sea de acero inoxidable. Si tenéis cachimbas de cobre, de corte tradicional, tendréis que secarla muy muy bien para evitar que esa suciedad nos estropee la cachimba.

En mi humilde opinión, os recomiendo que al acabar de fumar tiréis toda el agua que uséis en la base. Esto es lo primero. Una vez desechada el agua usada, llenaremos de agua nuestro cuerpo (de nuevo) y vaciaremos. Con esto conseguimos quitar todo el sabor antiguo y la suciedad futura.

Como siempre, intentaré despejar vuestras dudas. Si aún así os quedáis con alguna, no te lo pienses, contacta con nosotros y te ayudaremos a tener una buena limpieza de tu cachimba. Porque queremos que disfrutéis de una fumada perfecta.

¿Qué pasa si mi cachimba tiene cal en la parte de las roscas?

Una cachimba con cal puede indicar que no estamos teniendo una buena limpieza, la estamos dejando demasiado tiempo con el agua (después de haber sido usada) o no la estamos secando debidamente.

Para evitar esto: usaremos un estropajo (el que usamos para fregar los platos), un poco de vinagre de limpieza concentrado, que venden en grandes “mercasuperficies”, de las cuales no diré el nombre. Empaparemos las roscas con nuestro mejunje “medusiano” y frotaremos como si no hubiera un mañana.

¿Qué hacer si mi manguera tiene como “tierra”?

Si tu manguera tiene “tierra”, o no es una manguera apta para fumar (ya que la “tierra” indica descomposición de la propia manguera en el interior”) o bien te has pasado fumando con ella y no la has lavado bien.

Si es lo primero, recomendamos comprar una manguera de silicona. Este material es totalmente lavable y muy resistente.

Si tienes una manguera de silicona y notas esta delicatessen a “tierra”. Necesitas aprender a lavar tu manguera ya!

¿Cómo lavar mi manguera?

Echaremos agua por un extremo de la manguera (todo esto se hará con la manguera “desconectada” de la cachimba, por lo cual tendremos un “tubo” con dos orificios en nuestras manos). Taparemos los dos orificios y, con el agua dentro de la manguera, sacudiremos un poco la manguera para quitar la suciedad de las paredes internas de la misma. Se trata de sacudir no de aporrear. Queremos limpiarla, no romperla.

Una vez hecho esto, soplaremos por uno de los extremos dejando que el otro extremo expulse toda la suciedad de la misma.

¿Cómo puedo lavar el cuerpo de mi cachimba?

En este tema podría ahondar mucho más, pero bastará con decir un par de formas.

Tenemos la típica, como si laváramos los platos: un poco de lavavajillas, estropajo y a frotar.

Pero, debemos ser más técnicos.

Para ello hemos grabado este vídeo en compañía de nuestro amigo HookahStar, quien nos explicará cómo se debe lavar la base de una cachimba de forma perfecta.

Recordad que nos gusta fumar, pero nos debe gustar limpiar para disfrutar del fumar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *